5 elementos para decorar el salón para Halloween

El salón para Halloween se puede decorar de muchas formas, pero hoy os proponemos una decoración principalmente con elementos naranjas y negros. Son chic a la vez que elegantes y combinan con diferentes estilos, como moderno, rústico o clásico.

Manteles

Los manteles de Halloween se pueden adquirir en cualquier tienda. Se venden individuales para mesas grandes y pequeñas o packs de varios de diferentes tamaños y formas. Tienen dibujos de calaveras, zombies, brujas, dedos amputados, etc. Algunos manteles vienen cortados en forma de telarañas, de vasos con líquido sangriento dentro o de murciélagos.

Cuadros

Los cuadros son la opción ideal si quieres sorprender a tus invitados nada más entrar en el salón. Cuelga retratos tuyos o de tus familiares retocados digitalmente para que parezcáis unos vampiros o fantasmas; otra opción es poner retratos de personajes célebres de Halloween, como Doctor Frankenstein.

Candelabros

Se pueden poner en las paredes, en las mesas, en la entrada a la casa, etc. Tienen que llevar velas en su interior (mejor si son negras).

Centros de mesa de flores y calabazas

Una opción ideal y divertida para Halloween. Se compran flores, preferentemente de colores rojos, blancos y naranjas, se disponen en un jarrón y se añaden calabazas entre ellas. Nota: se puede optar por un jarrón con motivos de Halloween, lo mismo que en los manteles (si no se dispone de uno se puede adquirir en cualquier tienda especializada).

Peluches

Peluches de zombies, de momias o de cadáveres no sólo son para niños, sirven para decorar cualquier salón en Halloween. Pon uno encima de la chimenea, otros alrededor de una mesa negra con una bola de cristal ensangrentada en el medio o en los sillones que rodean al sofá.

imagen

Escrito por bea | 31 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Fiestas | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta