Decorar con fundas de sofá blancas

Las fundas de sofá blancas son perfectas para decorar un ambiente con estilo clásico o también para quienes tienen una casa de veraneo cerca de la playa.

Este estilo de fundas en blanco permite además jugar con ciertos detalles de color como cojines en tonos que complementen los colores de ciertos objetos de decoración como espejos, marcos de fotos e inclusive los muebles.

El blanco tiene también la virtud de crear una sensación de claridad y dar luminosidad al ambiente, de allí que optar por una funda de sofá blanca es la mejor solución para ambientes pequeños o con poca iluminación, eso sí, hay que tener en cuenta que requieren de una limpieza regular ya que se ensucian más que las de colores.

Una excelente alternativa para combinar un sofá con funda blanca es incorporar otros muebles y elementos en tono gris creando así un contraste muy sutil que resulta atractivo a la vista.

Por otra parte incluir un sofá con funda blanca le dará al ambiente un punto focal importante que puede además hacerse más personal en cuanto a estilo con solo añadir unos cojines de colores diferentes que también pueden ser con algún toque brillante.

No es necesario gastar mucho dinero para cambiar un poco la decoración del living o sala, ya que con una  funda blanca que puede ser ajustable o sujeta con lazos y algunos cojines de colores o estampados es posible imprimir al ambiente un toque personal, completando la decoración con detalles como flores o cuadros.

En el caso de un estilo de decoración rústica además de la funda de sofá blanca los cojines pueden ser en tonos naturales tales como el beige, marrón o verdes oscuro y añadir un toque de estilo diferente escogiendo patrones combinados con cojines en colores como el azul, rojo o amarillo.

Escrito por bea | 1 de marzo de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General y Muebles | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta