Decorar salones con buen gusto

El salón es el lugar de reunión familiar por excelencia. Decorarlo con estilo no requiere mucho esfuerzo si sabemos las claves principales para hacerlo.

Un salón normalmente se combina con un comedor. Para delimitar donde acaba uno y empieza el otro se coloca usualmente una mesa. Si se desea que el espacio quede más amplio es mejor elegir una mesa mediana y no abusar de sillas.

En cuanto a la decoración propiamente dicha, depende del estilo que desee el propietario. Pero las más utilizadas actualmente son las siguientes:

-        Decoraciones en estilo clásico. Sillones y butacones en colores oscuros o de madera envejecida, cuadros antiguos, mesitas de diferentes épocas… todo contribuye a crear este aspecto de elegancia y clasicismo deseados.

-        Decoraciones en estilo moderno. Muebles hechos con materiales nuevos como el plástico, lámparas con luces de colores, sofás de cuero sintético…  Existe todo un mundo de modernidad en las tiendas para clientes más exigentes.

-        Decoraciones en estilo minimalista. Se trata de tener el menor número de objetos en el salón para que se vea más despejado. Para ello se usan trucos como mesillas que se doblan contra la pared, asientos replegables, etc.

Además a la hora de decorar hay que tener en cuenta (aunque sea de forma mínima) la moda. Por ejemplo, hoy día se lleva mucho combinar colores que contrasten vivamente, como el rojo y el blanco.

El juego de luces que se genera al contrastarlos da luminosidad al salón e incluso evita poner muchas lámparas, lo que se traduce en un ahorro energético.

Sin embargo no se recomienda poner juntos dos colores que puedan producir un efecto siniestro, como el negro y el lila fuerte.

Escrito por bea | 30 de septiembre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta