Decorar salones elegantes

El salón es una parte fundamental en un hogar pues es un lugar de ocio y descanso al mismo tiempo que en un espacio para recibir a los amigos, los familiares o visitas de todo tipo. Por ello, debe ser cómodo y elegante.

En primer lugar, se recomienda optar por tapizados lisos, si bien  combinando colores vibrantes y otros tonos más tranquilos con el objeto de conseguir un ambiente con personalidad propia  y, al mismo tiempo, elegante. Queda muy bien si se usan  los béis en el sofá y en el puf que realzan la fuerza de los tonos cítricos que están presentes en el naranja del sillón y el amarillo de la alfombra y del aparador

Por otra parte, se puede jugar con complementos blancos o muy claros. Con ello, siempre se acertará porque iluminan, combinan muy bien y son elegantes. Si se coloca menaje en el comedor, se tiene que  hacer unificándolo con el color o por las formas, no hay que utilizar mezclas jamás.  También funciona añadir un espejo bien situado en el salón que refleje el tech, una ventana, una lámpara…, pero jamás   en una pared vacía del salón.

También hay que fijarse en las cortinas. Son un elemento decorativo, pero no se de olvidar de su función principal, esto es, matizar la luz y evitar que nos vean desde la calle. Hay que tener cuidado con los estampados atrevidos ya que, en ocasiones, no dejan pasar la luz y se pierde calidez y confort. La elegancia se resentirá en este caso.

Por último, si el salón es pequeño puede ser elegante y sacarle partido. Para ello, recomiendo usar un sofá rinconero. Se trata de una solución ideal para rentabilizar un espacio normalmente  poco aprovechado como una esquina. Para estar a la última, debe ser modular e  incorporar chaise-longue. Si no hay espacio suficiente para ella, una butaca exenta de líneas sencillas y rectas puede ser el complemento ideal.

Escrito por bea | 31 de agosto de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas:

Entradas relacionadas

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta