Decorar salones en otoño del 2014

El salón es una de las estancias más importantes de la casa, y requiere cierta dedicación para convertirlo en un espacio alegre, agradable y cómodo durante el otoño. En primer lugar, se debe tener cuenta  su tamaño y su forma. A partir de ello, se puede empezar la decoración del salón.

La iluminación resulta relevante durante el otoño pues cada vez oscurece antes. Se pueden usar los leds que son muy eficaces a la hora de reproducir colores e iluminar zonas puntuales. Compensa ponerlos, sobre todo, si el salón está orientado al norte. Además, consumen un 90% menos que las bombillas tradicionales.

En otoño, no conviene recargar en exceso el salón.  Más vale pocas cosas, pero buenas y especiales, que recargar el salón con muchos  elementos. Bastará con un sofá, de un tono sencillo, completando la zona de asientos con un confortable sillón y un simple puf. No hay que volverse locos.

No obstante, se puede usar varios complementos para dar un nuevo aire decorativo al salón. Así, se recomienda cambiar los marcos de los cuadros o los espejos: los más modernos son o bien ultrafinos o bien de tamaño XXL. Asimismo los bodegones de jarrones en tonos claros, que pueden llevar  flores, suele triunfar en los salones otoñales.

En cuanto a la alfombra, se aconseja que llame la atención y no se engame con los sofás y los sillones. Los colores de los cojines deben elegirse  tomando com referencia los de la alfombra. También se puede usar lámparas que sobresalgan por el pie o por la pantalla y que,  la vez, combinen con la alfombra.

Por último, en cuanto a las cortinas, se  debe tener cuidado con los estampados atrevidos ya que, en ocasiones, no dejan pasar la luz y se pierde calidez y confort; hecho perjudicial durante el otoño.

Escrito por bea | 31 de agosto de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta