Philips DesignLine, televisor que flota

El nuevo Philips DesignLine es un televisor que se adapta a la decoración más moderna porque combina el diseño con las tecnologías más recientes. No tiene ni marco visible ni soporte, por lo que parece que flota en una superficie de cristal.

Su frontal de cristal degradado aparenta transparencia en el interior, por lo que cuando se apaga parece que forma parte del armario. Tiene una tecnología exclusiva de iluminación ambilight 3 lados XL que se adapta a cualquier color de la pared haciendo además que una apariencia de pantalla más grande.

Actualmente, se busca mucho combinar las ofertas de ocio más actuales con una decoración especial que combine bien con el hogar. Por ello, cada vez se busca innovar. Se puede colgar o poner sobre el suelo, como se quiera. Su precio va entre los 1400 y los 2300 euros.

Escrito por bea | 6 de junio de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Ideas | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta