Preparar el salón para Halloween

Decorar el salón para Halloween te resultará muy fácil y ameno si sigues los pasos que tienes más abajo.

Cubre todo el salón de telarañas. Coloca telarañas hechas de papel y pintadas con un rotulador negro fino en las esquinas de las paredes, en las mesas y en la chimenea. Cuelga una telaraña gigante elaborada a partir de una sábana vieja a modo de puerta de entrada al salón. Pon posavasos de telarañas o haz bonitas fundas para los cojines.

Elige la iluminación adecuada. Pon candelabros en patina en los rincones más escondidos para crear ambiente de misterio. Comprar pegatinas de brujas, calaveras, dedos cortados, etc. y pégalas en el techo y las paredes. Cambia las bombillas habituales de las lámparas por otras negras u opacas y enciéndalas en cuanto lleguen los invitados. Otra idea es cubrir las lámparas  con telas oscuras si no encontramos los accesorios adecuados.

Convierte el suelo de tu salón en una verdadera obra de terror. Pon alfombras negras o con dibujos ensangrentados, esterillas estampadas con manos cortadas o alfombrillas individuales en forma de ojos. Otra opción es cubrir el suelo de papel brillante verde y simular que es un charco de líquido corrosivo que se ha derramado (los mejores lugares para hacerlo son las patas de las mesas, butacas, sillas y sofás y el centro del salón).

Ornamenta las ventanas con cortinas horripilantes y estrellas azules. Puedes optar por poner recortes de figuras como zombies. Se puede añadir como toque final un lazo que simule ser la horca y que esté hecho de un cordón enrollado.

Escrito por bea | 31 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Fiestas | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta