Vinilos decorativos para el salón

Hoy en día, en las viviendas se utilizan cada vez más los vinilos decorativos para  transformar  monótonas habitaciones en espacios personalizados en los que disfrutar de una estancia agradable. Así, tanto para las paredes como para cualquier soporte llano, los diseños adhesivos se consolidan  como una tendencia moderna y original.

Ello se puede poner en práctica en el salón siguiendo los siguientes consejos:

1º.  Nueva vida a las paredes del salón:

Si las  paredes lisas y algo aburridas, hay que animarlas con un vinilo en forma de  banda de pájaros. Si se distribuyen  por las puertas de esta estancia, se integrarán y se conseguirá una gran sensación de profundidad a la composición. Un acierto para el salón.

2º. Vinilos decorativos con números o flores:

Un salón puede ganar vida y  alegría si uno se decide a apostar por unos vinilos adhesivos con números o flores. De este modo, se logrará un nuevo aire a un mueble, siempre que no sea rugoso. Se deben elegir removibles, así no agradan, se  podrán quitar.

3º. El uso de los vinilos en la pared:

Los vinilos en la pared suelen quedar bastante  bien. La gracia se encuentra en colgar de las ramas cosas con volumen, que contrastarán con el vinilo. Así, se tienen que clavar algunas alcayatas pequeñas en el sitio elegido; allí se pueden colgar bolsitas, corazones, tarjetas,… Además, para que el vinilo quede bien la pared, ésta debe ser lisa, estar limpia y con una pintura en buen estado.

4º. Renovar un armario del salón con vinilos:

Existen varias maneras de renovar un armario que se ha quedado viejo como lijarlo o barnizarlo. Pero no hay que olvidar una original forma como es  poner vinilos. Sólo hay pegarlos y los hay de muchos tonos y diseños.

Escrito por bea | 17 de mayo de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Ideas | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta