Ideas para decorar salones

Cómo decorar el salon de tu hogar

 

Existen muchas posibilidades para decorar el salón, pero lo importante es conocer sus características y saber lo que se quiere transmitir con la decoración. Todo dependerá también del estilo decorativo que se quiera utilizar, no es lo mismo un estilo minimalista que otro más rústico.

Lo primero es tener en cuenta la iluminación, reservando al comedor la zona con más luz natural ya que es ahí donde la gente comerá o conversará. Si el salón es pequeño más hay que cuidar la iluminación para dar un aspecto mayor.

Hay que buscar el color ideal en función de lo que se quiere transmitir, para así empezar pintando la pared. Existe una amplia gama de colores ideales para la decoración del salón. Si se quiere crear algo más amplio los colores claros o blancos, si se quiere más alegría a la estancia los colores vivos.

Después hay que pensar en los muebles, en los complementos, en los adornos, en los textiles. Todo ha de estar bajo la comodidad, la belleza y la armonía. Hay que pensar en todos los elementos, pero antes de comprarlos y utilizarlos se debe planificar la decoración para que quede perfecto, sin excesos ya que muchos elementos decorativos quedan mal y son más complicados de limpiar.

Todo dependerá de: estilo, presupuesto y gustos personales.

Decorar salones con buen gusto

El salón es el lugar de reunión familiar por excelencia. Decorarlo con estilo no requiere mucho esfuerzo si sabemos las claves principales para hacerlo.

Un salón normalmente se combina con un comedor. Para delimitar donde acaba uno y empieza el otro se coloca usualmente una mesa. Si se desea que el espacio quede más amplio es mejor elegir una mesa mediana y no abusar de sillas.

En cuanto a la decoración propiamente dicha, depende del estilo que desee el propietario. Pero las más utilizadas actualmente son las siguientes:

–        Decoraciones en estilo clásico. Sillones y butacones en colores oscuros o de madera envejecida, cuadros antiguos, mesitas de diferentes épocas… todo contribuye a crear este aspecto de elegancia y clasicismo deseados.

–        Decoraciones en estilo moderno. Muebles hechos con materiales nuevos como el plástico, lámparas con luces de colores, sofás de cuero sintético…  Existe todo un mundo de modernidad en las tiendas para clientes más exigentes.

–        Decoraciones en estilo minimalista. Se trata de tener el menor número de objetos en el salón para que se vea más despejado. Para ello se usan trucos como mesillas que se doblan contra la pared, asientos replegables, etc.

Además a la hora de decorar hay que tener en cuenta (aunque sea de forma mínima) la moda. Por ejemplo, hoy día se lleva mucho combinar colores que contrasten vivamente, como el rojo y el blanco.

El juego de luces que se genera al contrastarlos da luminosidad al salón e incluso evita poner muchas lámparas, lo que se traduce en un ahorro energético.

Sin embargo no se recomienda poner juntos dos colores que puedan producir un efecto siniestro, como el negro y el lila fuerte.

Las librerías y las estanterías son una buena solución en el salón, el primero para libros y el otro para aquello que se necesita. De hecho, muchas estanterías están pensadas para adaptarse a cualquier espacio.

Los muebles de varios usos, hemos podido ver muchos muebles multifuncionales que sirven para varias cosas, incluso una combinación con una lámpara y asiento en el mismo mueble. La decoración ha dejado espacio a la imaginación, a cosas novedosas, y estas deben ser tenidas en cuenta para la organización del salón. Nos podría sorprender la cantidad de muebles que hay que se pueden utilizar de diversas formas y para diversos usos.

Las mesas de centro. Sobre todo si cuentan con baldas o compartimentos para guardar pequeños objetos. Es una forma muy elegante de decorar el salón a la vez que se pueden guardar cosas.

Los paneles correderos también son una buena solución, ya que pueden ocultar cosas que no es necesario ver.

Estas son algunas de las ideas que pueden ayudar a organizar el salón, además de los muebles que se adaptan al espacio aprovechando al máximo y permitiendo contar con espacios de almacenamiento en ellos, muebles para todos los salones y todos los espacios.

Cómo decorar un salón vanguardista y moderno

Los salones modernos tienen un corte minimalista, destacan por sus formas rectas pero interesantes a la vez que sencillas, sus colores que llaman la atención, su funcionalidad y su limpieza.

Los salones modernos buscan formas sencillas con líneas rectas y colores suaves, llamando la atención por la armonía de los espacios y una sencillez práctica que da elegancia al entorno del hogar. Los colores blancos, grises y ocre son los más utilizados en los salones modernos.

En los salones modernos también es muy importante la iluminación del espacio, prestando especial atención a este tema, y complementos con plantas decorativas para llenar el espacio, darle un toque verde y fresco sin necesidad de mantenimiento. En salones ámplios, árboles decorativos muy verdes que ocupen buen espacio acompañados de maceteros de diseño para interior y de colores intensos.

Os dejamos alguna pequeña muestra de salones modernos, sabiendo que tienes muchos a tu disposición en cualquier mueblería, pudiendo adaptar a tus gustos el salón de tus sueños, de manera que tendrás una casa en que te sientas completamente a gusto.

Las fotos han sido recogidas de los siguientes sitios, en los que puedes comprar no sólamente estos salones modernos sino que tienes una variedad importante de salones modernos para elegir:

Xikara